DE TODO SE APRENDE… Y DE ALGUNAS COSAS SE APRENDE MÁS AÚN

por | DÍA A DÍA

De nada se aprende tanto como de los fracasos… hace ya más de dos años que empezamos nuestro proyecto en una finca en Villa del Prado, Madrid, con toda la ilusión del que empieza, con miles de ideas e iniciativas. A decir verdad, asustados estuvimos justo antes de empezar pero, en cuanto pones el pie y la azada en la tierra, hay mil pensamientos y resistencias que pasan a un bonito segundo plano.

Huerta Bargüeña no ha podido seguir, por asuntos burocráticos que no vienen al caso (o sí, y serían materia de otro interesante post), pero ha sido nuestro primer contacto con la producción para comercializar y no para autoconsumo, y ello ha supuesto todo un cambio de paradigma con respecto a las costumbres que teníamos. He aquí todos los puntos que han sido objeto de reflexión y que serán objeto de cambio cuando comience a andar La Granja de las Flores:

#1: LA IMPORTANCIA DE LA PLANIFICACIÓN: En un huerto para autoconsumo, que había sido hasta ahora nuestra actividad fundamental, no pasa nada si te equivocas, si no plantas lo que debes ni cuando debes, si te retrasas con la cosecha, si no previenes plagas, si te comen un poco las malas hierbas, ¡nada! Simplemente cosechas un poco menos, o un poco más feo, y ya. Pero en un huerto pensado para comercializar las cosas cambian mucho. Y de hecho cambian ya desde el momento de la siembra. Hay que organizar un casi perfecto calendario de producción, con fechas de siembra de semilla, transplante de plantón, abonado, vigilancia, tratamiento y cosechado. Si siembras un poco menos de lo que debes, no podrás abastecer todas las cestas, y perderás dinero. Si siembras más de lo que puedes comercializar en corto… tendrás que acudir a intermediarios o MERCAMADRID, y perderás dinero. Si no haces tratamientos preventivos cuando debes, te vas a encontrar con un batallón de bichos con alas o seis patas que mermarán la cosecha… y perderás dinero. Si dejas que las malas hierbas campen a sus anchas, disminuirán la cosecha este año (y perderás dinero) y además el año que viene, porque semillarán, y sí, también perderás dinero. Para nosotros, ha sido muy interesante analizar todas las vías de fuga del dinero posibles, y, creednos, hay unas cuantas. Pero eso sí: PLANIFICA, todo, y más, aunque pienses que te estás pasando, de verdad, no sabes lo que lo agradecerás después. Actúa por objetivos, crea un buen calendario y cúmplelo.

#2: EL SUELO: Cultivar un huerto de 300m2, que era nuestra experiencia anterior, no tiene nada que ver con cultivar en un invernadero de 1000m2 y una huerta exterior de 2000m2. Huerta Bargüeña llevaba dos años sin cultivarse, era un bonito muestrario de hierbajos autóctonos, pero era suelo cultivado, y se notaba, no era un suelo duro y compactado, era relativamente blando y muy trabajable, más rico en materia orgánica de lo esperado. Y aun así… palizón el primer año. Para minimizar el esfuerzo y el uso de tractor con arado es necesario aplicar la planificación también al suelo. Para ello, contamos con la ayuda de varios proveedores de compost, estiércol, vermicompost y biochar. Resultó una actividad mucho más barata de lo que habíamos previsto y convirtió al suelo en algo más mullido y más controlable mediante el uso de la laya u horca de doble mango. Si no cultivas el suelo, estás abonado, y nunca mejor dicho, al volteo con arado, a la pérdida de la actividad microbiana del suelo y a la dependencia de enmiendas. Y al fisio. Al fisio sobre todas las cosas.

#3: LA IMPORTANCIA DEL DISEÑO DE LA HUERTA: Ah!! Qué ganas teníamos de llegar a este punto, no sabéis lo importante que es y qué poco se repara en ello. Huerta Bargüeña no estaba bien diseñada, pero de eso nos enteramos con dolor… de espalda, claro. Como veis en la foto, el pozo estaba algo alejado del invernadero, no demasiado, pero lo justo como para que hubiera que tirar una manguera larga hasta la entrada. Además, el pozo estaba más bajo que el invernadero, por lo que nos podíamos olvidar de regar por gravedad, dependíamos casi siempre de la bomba extractora del pozo, más gasoil, y por lo tanto, ¿adivináis? Efectivamente: perdíamos dinero. Y el segundo gran problema de la huerta: la caseta de aperos que servía como lugar de preparación de los pedidos estaba REALMENTE LEJOS del invernadero y bastante más alta… ¿resultado? EN momentos de cosecha fuerte, en junio y julio, era muy trabajoso hacer llegar la cosecha al punto de lavado y enfriado, el camino en cuesta y lleno de piedra hacía que demorásemos el transporte por lo que algunas hortalizas ya llegaban medio mustias al punto de lavado. Tuvimos que instalar un tanque de lavado en el propio invernadero para solucionarlo, pero el camino hasta la caseta no nos lo quitaba nadie, y con hortalizas mojadas y más pesadas, se hacía un mundo. El punto de manejo de las hortalizas ha de estar MUY CERCA del punto de cosechado, ha de tener fácil acceso, los carros de las cosechas tienen que ser amplios, estar bien organizados y asegurados y el camino ha de ser lo más llano y suave posible. Se pierde mucho esfuerzo, mucho tiempo y sí, mucho dinero, si esto no se hace correctamente.

#4: IGUAL NO MERECE LA PENA CERRAR EL CÍRCULO DEL ABONO: una de nuestras obsesiones era producir nuestro propio vermicompost, compost y purines y bioles, con la ilusión de cerrar el círculo y que la granja produjese a coste prácticamente cero… pero hemos pensado que tal vez no es buena idea del todo. Los productores industriales de vermicompost y compost producen en condiciones controladas, aireando, controlando y modificando condiciones con volteos para los que hace falta maquinaria pesada y una atención que nosotros no podíamos dar en la huerta. Ya invertimos dinero en comprar un montón de miles de lombrices… y casi se murieron todas de calor. Finalmente, pensamos en externalizar todo el sistema de abonados y enmiendas a un proveedor de confianza, y no dedicar demasiados esfuerzos a una actividad que consume mucho tiempo y cuyo éxito no podíamos garantizar.

#5: LA PUBLICIDAD: cuando empezamos a cultivar en este espacio, nos encontramos bajo el paraguas del dueño de la finca, un agricultor para el que cualquier cosa que implicase publicidad era una especie de pecado mortal. Aquí hemos visto cómo los agricultores guardan sus modos de cultivar CELOSAMENTE, no los comparten, no los muestran, porque su éxito en el cultivo y el fracaso del resto supone un rédito económico nada desdeñable. Adiós a la idea de agricultor bondadoso y generoso… en general, en Villa del Prado hay una competencia simplemente feroz, y las conversaciones son siempre en términos muy generales y poco más. Y por supuesto, nada de publicitar nada de nada… el éxito de la cosecha depende de la privacidad, y poco más. Lógicamente, nuestro enfoque era exactamente el contrario, y lo será en La Granja de las Flores, por lo que hubo más de un choque sobre este tema. Curioso, cuando menos.

#6: EL CERTIFICADO ECOLÓGICO: Huerta Bargüeña tiene sello de cultivo ecológico emitido por la Comunidad de Madrid. Tardaron en conseguirlo casi cuatro años de trámites y de revisiones… no tenemos claro que merezca del todo la pena. No tenemos nada en contra del sello, por supuesto, pero sí en contra del “tramiteo” imposible. Después nos enteramos de que algunas huertas de la zona que habían conseguido el sello, lo habían abandonado poco después, hartos de los trámites y de las revisiones y de los pagos. Este punto creo que necesitará una reflexión un poco más profunda en La Granja de las Flores.

#7: LA IMPORTANCIA DEL SEMILLERO: Ningún momento tan importante en el año como el momento en que siembras para adelantar las cosechas lo máximo posible. Para intentar mantener una temperatura estable de germinación, hicimos una especie de biombo en el invernadero principal, para calentarlo con un calefactor de gasoil… pero finalmente el calor se escapaba por todas las rendijas y además, el invernadero tenía los techos demasiado altos, por lo que el calor subía y no lográbamos conseguir una germinación homogénea. Fue infinitamente más productivo un pequeño invernadero de 100m2 que tenía la finca y que no se usaba. Renovamos los plásticos y sí pudimos calentarlo de un modo más eficaz. En cualquier caso, creemos que este sistema hay que mejorarlo y, sobre todo, no externalizarlo, puesto que la compra de plantón de calidad es cara, a diferencia del abonado, así que conviene producirlo en la propia granja e incluso hacer de ello una línea de venta secundaria.

#8: EL SUELO TAPADO CON PAJA: cuánto nos gustaría poder hacerlo, pero mucho nos tememos que en La Granja de las Flores el suelo no estará cubierto de paja. Hemos probado a hacerlo en Huerta Bargüeña y nos hemos dado cuenta de que es tremendamente bonito en un pequeño huerto de autoconsumo, pero que trae muchas complicaciones en una gran huerta de producto comercializable. Primero por el trabajo que lleva colocarlo, porque la paja cuesta dinero, hay que disponer de una gran cantidad y tener preparado un espacio para almacenarla o taparla, hay que distribuirla por los bancales a mano y hay que rezar por que no haga viento, dificulta los abonados o enmiendas orgánicas intermedias (hay que quitarla) y, en general, implica un esfuerzo en tiempo y trabajo que no se corresponde con las ventajas que proporciona. Sí que usaremos algún material geotextil para controlar en lo posible las malas hierbas, pero muy probablemente no será paja.

#9: LOS ACCESOS PARA CAMIONES: en un huerto pequeño, no hay que tener en cuenta este tipo de cosas, pero en un huerto grande, es esencial tenerlo en cuenta. Las huertas están en medio del campo, y allí tienen que estar, pero va a haber trasiego de camiones, de furgonetas, de tractores, que sacarán producción, pedidos, traerán abono… y hay que cuidar los caminos. Huerta Bargüeña tiene unos accesos impresionantemente buenos, camino asfaltado y luego unos trescientos metros de camino ancho de tierra. La Granja de las Flores tiene peores accesos, bastante peores, pero no imposibles. Hay tres kilómetros de pista de tierra en buen estado y luego unos 800m de camino en peores condiciones y más estrecho. Es prioritario hablar con el ayuntamiento para ver quién se encarga de qué caminos y qué lindes se ven afectadas por un posible ensanchamiento del camino.

#10: EL ABONO VERDE: en un huerto cultivado en biointensivo simplemente es muy difícil encontrar el momento justo para sembrar el abono verde de modo que no interfiera con la ocupación del bancal para cultivar, muy complicado… o simplemente no hemos planificado bien, que también puede ser y seguramente sea esa la explicación ;). Materia de revisión para La Granja de las Flores.

Contacta con nosotros

ven a vernos

Estamos en Navalcarnero (Madrid)

INFORMACIÓN LEGAL

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporcionas serán tratados por LA GRANJA DE LAS FLORES como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de mantener contigo un contacto comercial y enviarte la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Te informamos además de que estos datos que me facilitas estarán almacenados en los servidores de 1&1, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de 1&1).

No comunicaremos ni cederemos tus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir tus datos con terceros, te informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de tus datos en hola@lagranjadelasflores.com.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies